Miércoles 26 de Octubre de 2022 | Matutina para Jóvenes | Escuchar su voz

Escuchar su voz

«El portero le abre la puerta, y el pastor llama a cada oveja por su nombre, y las ovejas reconocen su voz; las saca del redil». Juan 10: 3

La hermana Nohora, junto con su familia, aceptó el llamado a ser evangelista laica. Junto con su esposo trabaja duro los primeros días de la semana y, de jueves a sábado, se dedican al trabajo misionero en los municipios que quedan cerca de la capital. Ellos visitan los hogares uno por uno, oran por las necesidades de las personas y estudian la Biblia con ellos hasta que entregan sus vidas a Cristo. Cuando hay un buen número de conversos, los reúnen en un lugar y comienzan a instruirlos para que se hagan cargo de la congregación. Luego, entre todos, reúnen los recursos y construyen el templo. Después pasan a otro municipio y van acompañados de los conversos para enseñarles a hacer obra misionera.

Esta familia está enamorada de la misión y han llevado a muchas almas a los pies del Salvador. En una ocasión, nuestra hermana llegó a un hogar donde estaba estudiando la Biblia con una familia. Después de saludar, se dispusieron a estudiar la lección que les tocaba esa semana. Oraron y comenzaron a estudiar.

Cuando estaban en la mitad del estudio, fueron interrumpidos por una visita. Era un joven evangélico amigo de la familia. Saludó y se sentó a escuchar. Observó en silencio un buen momento hasta que no pudo callar más. Entonces preguntó qué era lo que estaban haciendo. Cuando nuestra hermana le explicó que estaban estudiando un curso de veinte temas de la Biblia, él preguntó si podía hacer el curso también. La hermana le dijo que sí, que lo inscribiría y le daría una lección semanal, a lo que el joven respondió que él vivía en el campo y que no venía muy a menudo al pueblo. Así que le rogó que estudiara con él todo el curso aquella misma noche.

Ella, entendiendo la situación, se dispuso a estudiar con él las veinte lecciones. Iniciaron en la tarde y terminaron al amanecer. El joven quedó maravillado con las verdades bíblicas y, cuando ella le hizo el llamado a bautizarse en la Iglesia Adventista, él aceptó. El sábado siguiente se bautizó. Luego pidió varios folletos del curso para estudiarlos con sus padres y hermanos.

Asistí al bautismo de toda su familia. @Jesús está llamando hoy, llama a un mundo que le ha dado la espalda, ¿te gustaría a ti responder hoy al llamado de Cristo? ¿Ya respondiste? Entonces, ¿te gustaría ir y ser la voz de Jesús para alguien que lo necesita hoy?

Comparte este devocional
Deja tu comentario