Sábado 25 de Diciembre de 2021 | Matutina para Adolescentes | Navidad

Navidad

“María, su madre, estaba comprometida para casarse con José; pero antes que vivieran juntos, se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo” (Mat. 1:18).

La historia de la Navidad es sumamente interesante. En ella hay profetas que quieren ver al Mesías antes de morir, sabios mesopotámicos que siguen una estrella, un rey asesino y un pueblo agobiado por el pago de impuestos (está bien, esa parte no es tan atractiva). Sin embargo, lo curioso es que los escritores de los Evangelios apenas la reseñan. Parecen más interesados en contar quién engendró a quién, lo cual no parece aportar mucho a la historia, que en proporcionar detalles importantes, como por ejemplo, lo que los padres y amigos de María pensaron sobre su embarazo, o los verdaderos nombres de los sabios/filósofos. Marcos y Juan ni siquiera cuentan el nacimiento de Jesús: su protagonista entra en escena siendo ya un rabino de treinta y tantos años.

Afortunadamente, Mateo y Lucas brindan suficientes detalles como para ayudarnos a entender las actuales celebraciones navideñas. Pero, evidentemente, los escritores de los Evangelios se preocuparon más por registrar lo que Jesús hacía y lo que tenía que decir, que los acontecimientos que sucedieron en torno a él. Aun así, no puedo evitar preguntarme cómo sería ese último momento en el cielo cuando Jesús se despidió diciendo: “Nos vemos dentro de treinta y tres años”.

  • ¿Cómo habrías reaccionado si te enteraras de que eres uno de los padres del Mesías?
  • ¿Qué preguntas tienes sobre la forma en que Jesús decidió resolver el problema del pecado?
  • ¿Por qué Jesús tuvo que venir a la tierra como un bebé, en lugar de aparecer en forma adulta?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de la historia de la Navidad?
Comparte este devocional
Deja tu comentario