Viernes 06 de Enero de 2023 | Matutina para Menores | Lamec y los demás

Lamec y los demás

Un día, Lamec les dijo a sus esposas Adá y Silá: ‘Escuchen bien lo que les digo: he matado a un hombre por herirme, a un muchacho por golpearme’ . Génesis 4:23

La descendencia de Caín se distinguió por desobedecer la voluntad de Dios. La parte final del capítulo 4 de Génesis menciona a algunos personajes con sus respectivas fechorías. En primer lugar aparece Lamec. Este personaje fue el primero que tuvo más de una esposa; es decir, practicó la poligamia, algo que nunca fue el plan de Dios. Posteriormente, él mismo menciona un asesinato que cometió por una razón insignificante. Lo más aberrante del suceso es que decidió contárselo a sus esposas en una poesía, que él mismo compuso, como si fuera una hazaña.

Por otra parte, Dios le dio a la primera pareja la dieta original en el Jardín del Edén; a pesar del pecado, la intención era que todos conservaran esa dieta. Sin embargo, Jabal fue el primero en crear una industria de venta de carne, como una buena oportunidad de enriquecerse (Gén. 4:20).

Además, Jubal se convirtió en el padre de todos los que tocaban el arpa y la flauta. Esto ¿qué importancia tiene? Bueno, si consideramos que ellos no reverenciaban a Dios en lo absoluto, entonces significa que usaban los instrumentos para adorar al enemigo de Dios. Quizá te sorprenda que el arpa se mencione al principio de la Biblia con relación a la descendencia de Caín, pero así es. Este instrumento no solo está relacionado con David o con los santos ángeles. En realidad, no existen instrumentos buenos o malos. Lo importante es cuán cerca de Dios está quien los ejecuta y cómo lo hace. Si tú tocas o estás aprendiendo a tocar un instrumento, antes que nada obedece a Dios y usa tus habilidades para adorarlo.

Finalmente encontramos a Tubal-caín, quien era “herrero, y hacía objetos de bronce y de hierro” (vers. 22). Este personaje decidió usar sus habilidades artísticas para trabajar metales y hacer armas. Por lo tanto, la descendencia de Caín que se fue a vivir al oriente, y al igual que su padre, se caracterizó por la rebelión contra Dios. De ellos aprendemos lo que no debemos imitar.

Comparte este devocional
Deja tu comentario