Viernes 31 de Diciembre de 2021 | Matutina para Menores | ¿Cuántas hijas tuvo Zelofehad?

¿Cuántas hijas tuvo Zelofehad?

“Zelofehad hijo de Hefer no tuvo hijos sino hijas. Los nombres de las hijas de Zelofehad fueron Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa” (Números 26:33, RV95).

Marca la respuesta correcta

  1. Tres. 
  2. Cinco.
  3. Siete.

¿Consideras que eres valiente?

La valentía es una característica que se usa mucho para expresar la fuerza y el riesgo de los soldados en la batalla. Ser valiente es lo contrario de ser cobarde. 

En la Biblia hay muchos personajes que fueron valientes. ¿Recuerdas algunos nombres? Encontramos a David enfrentándose a Goliat, a Josué liderando al pueblo de Israel, al profeta Elías enfrentándose a los profetas de Baal, a Daniel en el foso de los leones y muchos otros.

Sin embargo, todos estos personajes eran hombres, ¿recuerdas el nombre de alguna mujer valiente de la Biblia? ¡Claro que sí! La reina Ester, la jueza Débora, la madre de Jesús… Pero ¿conoces la historia de las hijas de Zelofehad? Se llamaban Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa. Estas cinco hermanas fueron muy valientes al ir a reclamar a Moisés su herencia como hijas de Zelofehad, el tataranieto de José.

Zelofehad era descendiente de la tribu de Manasés, el hijo de José. Zelofehad había muerto durante el paso del pueblo de Israel por el desierto. Y ahora que iban a repartir la tierra de Canaán, sus hijas reclamaron su parte, ya que no tenían ningún hermano varón.

Moisés consultó a Dios antes de contestarles y Dios le respondió: “Las hijas de Zelofehad tienen razón. Asígnales una porción de tierra entre los hermanos de su padre, y que la herencia de su padre pase a ellas” (puedes leerlo en Números 27:7). Dios mostró que las chicas fueron creadas en igualdad de condiciones que los chicos. Gracias a la valentía de estas cinco jovencitas, el pueblo de Israel cambió la ley que decía que solo los hombres podían heredar de sus padres. 

Pídele a Jesús en tu Diario de Oración que te ayude a ser valiente para cambiar en tu vida aquello que a ti te parece imposible.

Comparte este devocional
Deja tu comentario