Martes 23 de Agosto de 2022 | Matutina para Menores | Elefantes artistas

Elefantes artistas

“En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31, NVI).

Los elefantes son animales grandes, con inmensas y gruesas patas y largas trompas. Tuve el privilegio de ir a Tailandia con mi hija y ver muchos elefantes. Lo más genial fue que fuimos a un espectáculo de elefantes. ¡Fue una experiencia inolvidable! Pudimos verlos desfilando, haciendo todo tipo de acrobacias y marchas divertidas. Uno de ellos tocó un xilófono gigante, y nos entretuvo con su música. Otros dos elefantes jugaron a la pelota y uno de ellos ¡metió un gol en un arco de fútbol!

Aunque estos elefantes hicieron muchas cosas increíbles, hubo algo que me impactó tremendamente, y fue ver a tres de ellos pintar cuadros de paisajes. Había tres pedestales con sus respectivos cuadros para pintar, y en el piso, varios tarros de pintura. Junto a cada elefante había un entrenador que ponía en su trompa un pincel cargado de pintura de algún color específico. Estos elefantes comenzaron a dibujar sus paisajes y luego a pintarlos. En quince minutos aproximadamente terminaron sus grandiosas obras de arte, y se ganaron una ovación de aplausos. ¡Todos sacábamos fotos y grabábamos, sin poder creer lo que estábamos viendo!

La excelencia es algo muy importante para los hijos de Dios, ya que a él le agrada que hagamos las cosas bien, con cuidado y para honrarlo. Esto significa que hacer las cosas rápido, solo para cumplir, de mala gana, o por obligación no es la manera de honrar a Dios. Desde la infancia podemos aprender a hacer las cosas con excelencia.

La maravilla de intentar hacer lo mejor trae mucha satisfacción personal, además de los elogios de los que te rodean. Pero, más que nada, puedo imaginar la sonrisa en el rostro de Jesús al ver tu esfuerzo. Por lo tanto, si los elefantes, animales increíbles, pero no creados con las habilidades y la inteligencia que tenemos los seres humanos, son capaces de hacer las cosas bien, ¡imagina lo que tú puedes llegar a hacer! No olvides hacerlo todo para la honra y la gloria de Dios.

Nina

Comparte este devocional
Deja tu comentario