Miércoles 12 de Enero de 2022 | Matutina para Adolescentes | Pasos de fútbol hacia adelante

Escuchar

Pasos de fútbol hacia adelante

«Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche. […] Así prosperarás y tendrás éxito». Josué 1:8, NVI

¿Te imaginas que se jugara al fútbol americano sin poder hacer pases? ¡Esa puede ser la parte más emocionante del juego! Pero no siempre fue así.

Antiguamente, los jugadores de fútbol americano corrían con el balón o lo pateaban. Se podía correr hacia adelante con el balón, pero no se podía lanzar hacia delante. Si un jugador era derribado, podía lanzar el balón hacia atrás a un compañero para mantener la jugada viva. Estas ideas probablemente procedían del rugby, que se practicaba desde hacía décadas, antes de que el fútbol americano entrara en escena. En el rugby, eso es lo que se hace: correr con el balón.

No fue hasta que el rugby llegó a Norteamérica que el pase se convirtió en parte del juego. Entonces, el fútbol americano se convirtió en un deporte único con reglas propias. En este día de enero de 1905, un comité oficial de reglas de fútbol americano legalizó los pases hacia adelante en los partidos. Eso fue hace más de cien años, y lanzar pases hacia adelante ha sido parte del juego desde entonces.

Cerca de la mitad de las jugadas de cualquier partido de fútbol americano son jugadas en las que el mariscal de campo lanza un pase. Las jugadas de pase se han convertido en algo tan importante para este deporte que, si tu equipo no tiene un juego de pases, probablemente no gane los partidos importantes. Y para que sea aún más emocionante, los creadores de las reglas del fútbol americano decidieron que no se puede tocar a un receptor en el campo hasta que haya atrapado el balón. Si lo haces, te pueden marcar por interferencia de pase. Esto suele crear partidos con más goles, algo que siempre gusta a los aficionados.

Se han establecido otras reglas para proteger al mariscal de campo. Una vez que el mariscal del otro equipo ha soltado el balón, si uno de tus jugadores lo golpea, puedes perder hasta quince yardas por la penalización. Pero los mariscales de campo también tienen reglas que seguir. Tu equipo es penalizado si tu mariscal lanza un pase después de haber pasado la línea de confrontación scrimmage). Sin las reglas, los jugadores de fútbol americano podrían lesionarse gravemente, o incluso perder la vida.

Las reglas se han creado para que el juego sea justo y seguro para todos los jugadores y más emocionante para los aficionados. Así es la ley de Dios. A muchos les gustaría minimizar la importancia de la ley de Dios hoy en día, pero la Biblia nos dice que sus reglas son justas y hacen más segura y feliz nuestra vida. Si recordamos eso, no nos incomodarán tanto las reglas. No hay duda: sus reglas son para nuestro beneficio, ¡y eso suena como un plan de juego ganador!

Comparte este devocional
Deja tu comentario