Miércoles 13 de Abril de 2022 | Matutina para Menores | ¡No al bullying!

Escuchar

¡No al bullying!

“En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas” (Hechos 10:34).

Carolina llegaba de otro país donde, aunque también se hablaba español, el acento y la pronunciación de las palabras era algo diferente. Al ingresar al aula y participar en clases, como era muy buena alumna, comenzaron a circular algunas risitas y miradas de complicidad entre el resto de los alumnos. Alguna de las niñas más osadas hasta le preguntaron:

–¿Por qué hablas así?

Nuestra niña era resuelta, inteligente y amaba a Dios. Nada de esto la iba a inhibir. Siguió estudiando con alegría, siendo educada y consiguió amigas verdaderas que eran delicadas y bondadosas.

Este es un caso leve, pero hay otros que realmente son fuertes y violentos. Tú puedes hacer la diferencia ante una situación de bullying. Una vez leí algo muy ilustrativo. Decía: “Conviértete en un sillón confortable para tus nuevos compañeros y haz que ellos se sientan bien y cómodos contigo desde el primer momento”.

Ten un corazón grande y sin límites para amar a las personas. Verás que cuanto más amas, ¡mejor funciona! Ten tu propio velocímetro, que no tenga límites para conocer a los “nuevos” y dejar que ellos te conozcan a ti. Ofrece amistad sin límites, conoce otras culturas, costumbres, idiomas, comidas y formas de vida.

Por último, aprueba a otros. Cuando pasas una frontera, y colocan el sello de “aprobado”, ¡ufff, qué alivio se siente! Actúa tú como un sello de aprobación. No siempre estarás de acuerdo con todo lo que opinan otros, pero respeta, escucha, acepta pareceres distintos, ten tolerancia, estima a quienes te rodean, y conforta en las dificultades a otros, siempre que lo necesiten.

Dice la Biblia: “Al hombre [o niño] bueno, el Señor lo aprueba, y al pícaro lo condena” (Prov. 12:2). Anímate a ser bueno.

Mirta

Comparte este devocional
Deja tu comentario