Sábado 25 de Junio de 2022 | Matutina para Adolescentes | La masacre de Custer

La masacre de Custer

“El orgullo va delante de la destrucción, y la arroganciaantes de la caída” (Proverbios 16:18, NTV).

Una de las batallas más desiguales en la historia del Oeste de Estados Unidos ocurrió en este día de 1876. Los historiadores la llaman la Masacre de Custer, y fue simplemente un desajuste militar, en el que las probabilidades abrumadoramente a favor de las tribus indias del sur de Montana.

Debido a las promesas incumplidas del gobierno de los Estados Unidos, los jefes siux Toro Sentado y Caballo Loco se negaron a permanecer en las reservas a las que el gobierno había confinado a las tribus indias. Ambos jefes querían que dejaran a su pueblo en paz y les permitieran vivir de manera sencilla la vida de los indios de las llanuras, y el enfrentamiento se volvió inevitable. A finales de la primavera de 1876, más de 10.000 indios se habían reunido en un enorme campamento a lo largo de un río en el sur de Montana, llamado Little Big Horn.

La caballería de los Estados Unidos fue llamada para hacer frente a los levantamientos indios, pero no tenía ni idea de la enorme cantidad de indios enemigos. El coronel George Custer, un oficial joven y ambicioso que había peleado en la Guerra Civil estadounidense, esperaba dejar su huella como héroe en las guerras indias y utilizar una victoria sensacional como base de lanzamiento una campaña para convertirse en presidente de los Estados Unidos. En la mañana del 25 de junio, mientras realizaban una expedición al valle de Little Big Horn, el coronel Custer y su séptimo regimiento de Caballería recibieron avisos de sus exploradores de que se avecinaba a una gran concentración de indios en un valle cercano, pero Custer lo descartó por considerarlo irreal. Él y sus 215 hombres se dirigieron hacia el valle y, en pocos minutos, se encontraron rodeados y bajo el ataque de hasta 3.000 valientes indios armados. Al cabo de una hora, todo había terminado. Custer y su regimiento fueron aniquilados hasta el último hombre.

La batalla de Little Big Horn fue una gran victoria para los indios y una horrible derrota para el ejército estadounidense en la larga y sangrienta guerra de los indios de las llanuras. La victoria de los indios fue dulce, pero corta. En cinco años, las naciones siux y cheyene quedarían confinadas en reservas para siempre.

Si el coronel Custer hubiera vivido, podría haber aprendido una valiosa lección. “El orgullo va delante de la destrucción, y la arrogancia antes de la caída”. Custer tuvo una muerte violenta que no le permitió aprender esa lección ni cumplir su sueño de convertirse en un héroe.

Si hubiera escuchado a sus exploradores… Aprendamos del error de Custer. Es importante escuchar las advertencias de Dios y alinear todas nuestras ambiciones con su plan.

Comparte este devocional
Deja tu comentario