Matutina para Menores, Lunes 21 de Junio de 2021

¿Quién era Hageo?

“En el año segundo del gobierno del rey Darío, el día primero del sexto mes, el Señor, por medio del profeta Hageo, se dirigió al gobernador de Judá” (Hageo 1:1).

Marca la respuesta correcta

  1. Un profeta.
  2. Un profeta y un sacerdote.
  3. Un profeta y un escriba.

¿Algunas veces te sientes desanimado o triste? 

En algunas ocasiones puede parecer que todos están contra nosotros o que no vamos a ser capaces de realizar un examen o un proyecto de la escuela. Quizás pensemos que no somos capaces de solucionar algún problema. Entonces nos sentimos desanimados y todo lo vemos muy oscuro.

Así se sentían los judíos después de volver del exilio en Babilonia a su ciudad, Jerusalén. Todo les parecía que estaba mal y en especial el Templo de Jerusalén. Los invasores de Babilonia lo habían destrozado y se habían llevado todo. 

Los judíos no tenían ánimo para ponerse a reconstruirlo. Todos pensaban que el Templo nunca sería igual de impresionante y bello como el que construyó Salomón.

Además, las personas que ahora vivían en Jerusalén no tenían interés en ayudarles.

Sin embargo, Dios envió un profeta llamado Hageo para que les diera ánimos y los impulsara a reconstruir el hermoso Templo de Jerusalén.

Hageo los invitó a superar todos los obstáculos, a no desanimarse y a confiar en el poder de Dios. Entonces se arrepintieron de las cosas malas que habían hecho y pusieron a Dios en primer lugar.

¿Y qué crees que ocurrió? Obtuvieron el ánimo necesario para reconstruir el Templo y se sintieron felices de servir a Dios.

Cuando te sientas desanimado, recuerda los consejos del profeta Hageo. ¡Con Dios nada es imposible! Pídele ayuda a Jesús en tu Diario de Oración y escribe una nota de ánimo a alguna persona que lo necesite.

Comparte este devocional
Deja tu comentario