Miércoles 02 de Marzo de 2022 | Matutina para Jóvenes | La peor tragedia de la historia

Escuchar

La peor tragedia de la historia

«Así pues, por medio de un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado entró la muerte, y así la muerte pasó a todos porque todos pecaron». Romanos 5: 12

El 26 de abril de 1986 se produjo en Ucrania el accidente nuclear más grave de la historia, el único que ha alcanzado la categoría siete (la más alta) en la escala INES. Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte del suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor número cuatro de la Central Nuclear de Chernobyl produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Se estima que la cantidad de material radiactivo liberado fue unas quinientas veces mayor que la de la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima en 1945.

El accidente causó la muerte directa de 31 personas e hizo obligatoria la evacuación de unas 135,000 personas. Se detectó radiactividad en diversos países de Europa, provocando alarma internacional. Miles de personas se vieron afectadas por la contaminación y han sufrido o sufrirán en algún momento los efectos en su salud. ¡Verdaderamente fue una catástrofe!

Cuando pienso en una catástrofe de este nivel, o incluso mayor, ¿sabes en qué pienso? En aquella tarde en el huerto de Edén cuando Adán y Eva decidieron desconfiar de Dios y seguir las sugerencias de Satanás. Hoy podemos ver los resultados de la caída a nuestro alrededor. El pecado, como la nube tóxica de Chernobyl, se extendió por todo el planeta y nos alcanzó a todos, transformándonos en un planeta en rebelión, un planeta lleno de decaimiento y muerte. Un planeta que huye de su Creador. Y esa es la causa de los malestares sociales que vemos hoy en día.

Todavía hoy las personas no pueden acercarse a Chernobyl sin equipos especiales de protección. Aquella comunidad no será segura para la salud humana por muchos años. ¿Es ese el destino de nuestro planeta? El pecado ¿nos convertirá en una zona cero donde moriremos lentamente? No.

Si bien es cierto que aquel día en Edén ocurrió un grave desastre, una tarde, hace dos mil años, Dios proveyó la solución definitiva al problema del pecado. Pablo lo describió de esta manera: «Y así como el delito de Adán puso bajo condenación a todos los hombres, así también el acto justo de Jesucristo hace justos a todos los hombres para que tengan vida» (Romanos 5: 18).

Hoy @Dios te dice: «Yo soy la solución para la mayor tragedia del mundo».

Comparte este devocional
Deja tu comentario